Una de las principales preocupaciones del país, y que ha estado en la agenda nacional desde mediados del siglo XX, es como vivir en paz y armonía, y como acabar los brotes de violencia que parece que se reprodujeran por doquier.

Prácticamente ningún colombiano que habite las zonas de conflicto ha permanecido indiferente a ésta problemática, pues ese conflicto siempre termina por afectarlo, y parece que entre más humilde, más desprotegido y vulnerable se encuentra.

De todos es sabido la tradicional desidia del Estado, que gasta enormes cantidades de dinero en seguridad, pero para los más pudientes que viven en las grandes ciudades.

Los colombianos de a pie, y que moramos en las zonas de conflicto nos hallamos librados a nuestra propia suerte. Esa es la realidad que vivimos día a día.

Teniendo en cuenta que hay pocas voces independientes que hablen sin ataduras sobre las circunstancias en que se libra el conflicto, un grupo de personas de la sociedad civil nos hemos reunido con el fin de ofrecer otra visión de los acontecimientos de la vida regional y nacional, tratando de resaltar lo que sea necesario para que se conozca lo que vivimos en las lejanas zonas de la patria que no contamos para los centros de poder.

Invitamos a todas las expresiones organizadas de esa sociedad civil para que se comuniquen con este portal, haciendo saber sus anhelos, dificultades y alternativas de solución. Estaremos atentos a difundirlas y darles cabida.

En el inmenso flujo de noticias que se transmiten a diario, muchas veces pasan desapercibidas las voces y puntos de vista alternativos del conflicto.

Creemos que un gran aporte a esta paz que debemos construir entre todos, es darle acogida a esas manifestaciones de la sociedad civil.

Bienvenida la participación de todos.