Las consecuencias de la guerra en Siria

0
137

Hasta el 2011 Siria había experimentado una progresiva apertura económica y una modernización de la Administración Pública. Además, tenía un próspero sector turístico y era un importante enclave a nivel arquitectónico con zonas proclamadas por la UNESCO Patrimonio de la Humanidad, como la ciudad vieja de Damasco o el sitio de Palmira, entre otras.

Estos años de guerra se han llevado esas vidas cotidianas, con sus días de escuela, tardes jugando al fútbol o de ocio en familia, con niños y niñas que podían gozar de su infancia y ha acabado con las fotografías de los turistas que captaban entornos paradisíacos al mismo tiempo que se borraba parte de su legado cultural.

Durante estos 6 años 2 millones de personas han perdido la vida o han resultado heridas. Cerca de 24.000 menores han fallecido. Más de la mitad de los ciudadanos y ciudadanas sirias se han visto forzados a dejar su hogar y a buscar refugio.

Los bombardeos convirtieron en escombros edificios destinados a ofrecer servicios básicos o los deterioraron gravemente: centros de suministro de agua dañados, escuelas afectadas y más de la mitad de sus centros hospitalarios se quedaron sin poder prestar atención sanitaria.

Innumerables hectáreas de terrenos destinados al cultivo también se vieron damnificadas o fueron abandonadas debido al desplazamiento forzado de la población. Como consecuencia de ello, los precios de los alimentos se han encarecido enormemente, cerca de un 900%.

“No nos atrevemos a regresar, vimos cómo asesinaban a muchas personas delante de nuestros ojos. Amigos cercanos, con sus hijos pequeños asesinados”.

Encuentre el artículo completo en el siguiente enlace

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here